Archivo de la etiqueta: Shakespeare & Cervantes

Shakespeare y Cervantes, te esperamos los sábados de abril en el Quegles

‘SHAKESPEARE & CERVANTES’

DIS2_CARTEL_IMAGEN_CERVANTES_SHAKESPEARE_br

Shakespeare y Cervantes han corrido una suerte muy desigual al ser adaptados al cine. Cierto es que, si el primero es múltiple, el segundo es único. La obra de Shakespeare aporta una gran diversidad de textos, personajes, situaciones e interpretaciones posibles, mientras que la de Cervantes se condensa en su obra mayor, El Quijote. Por esa y por otras muchas razones que sería largo y complicado exponer, Shakespeare aparece como un gran punto de partida para desarrollar variaciones, tanto en la escena como en el cine y la propia literatura. El Quijote, sin embargo, aparece más bien como un texto mítico hacia el que dirigirse, un punto de llegada al que sólo se accede a través de un trabajo largo y humilde.

En consecuencia, este ciclo elude las versiones más conocidas e ilustres de obras de Shakespeare, y propone tres heterodoxas aproximaciones a (o más bien, tres “aleja-mientos” de) Shakespeare: una que inserta literalmente el texto original en un contexto cultural dominado por la sensibilidad pop de los 90, como hizo Baz Luhrmann con Romeo y Julieta; otra que transfiere la trama y, parcialmente, el texto con libre ironía al universo singular y autónomo del cineasta, como hizo Kaurismäki con Hamlet; y otra que lleva el asunto, sin el texto mismo, a una cultura distante, como es el cine de Bollywood en su vertiente de crítica social, como hizo Vishal Bhardwaj con Macbeth. Las tres películas, como sucede con tantas otras versiones de textos shakesperianos, se insertan en el tiempo actual de cada una, reafirmando así la intemporalidad de las obras.

El Quijote está sin embargo condicionado al anacronismo que Alonso Quijano representaba en sí mismo. La versión quizás más arriesgada, la que más abierta y originalmente quería jugar con el anacronismo, es la de Orson Welles, que nunca pudo terminarse y de la que conocemos sólo fragmentos eventualmente reunidos por la muy discutible versión montada en 1991 por Jess Franco. Los intentos frustrados de Terry Gilliam por filmar su propia visión, son ya parte de una mitología que ve en la obra magna de Cervantes un imposible, o cuando menos un reto demasiado difícil, para el cine. Lo cierto es que las adaptaciones del Quijote se hacían ya en tiempos de Méliés, pero la gran mayoría de ellas han dejado siempre sensación de resultar demasiado pobres para tanta riqueza como guarda el texto. La más reputada, en cualquier caso, sigue siendo la que realizó en 1957 el cineasta soviético Grigori Kozintsev, quien por cierto fue autor también de varias adaptaciones al cine de obras de Shakespeare. Don Quijote de Kozintsev, con su aparente sencillez, su sabiduría narrativa y su amor sutil por los personajes, será el título que cierre el ciclo.
2 DE ABRIL: Romeo y Julieta de William Shakespeare (Baz Luhrmann, 1996, EEUU, 120 min.)
9 DE ABRIL: Hamlet vuelve a los negocios (Aki Kaurismäki, 1987, Finlandia, 86 min.)
16 DE ABRIL: Maqbool (Vishal Bhardwaj, 2003, India, 132 min.)
23 DE ABRIL: Don Quijote (Grigori Kozintsev, 1957, URSS, 110 min.)

Luis Miranda, director del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria