LPA FILMS te propone una cita con el cine de Hirokazu Kore-eda el jueves 4 de abril, a las 18:30 horas

Jueves 4 de abril, 18:30 horas Kiseki (Milagro), de Hirokazu Kore-eda

Kiseki_Kore-edabr
Kiseki (Milagro), Japón, 2011,  vuelve a poner en contacto al público del festival con el cine minimalista y sobrio del maestro Kore-eda, después de haber programado un ciclo completo sobre el realizador nipón en 2007, en la 8ª edición del certamen.

El dúo cómico infantil Maeda Maeda lo componen dos niños que viven separados porque sus padres están divorciados: uno vive con su madre en Fukuoka, y el otro con el padre en Kagoshima. Los dos sueñan con la reconciliación de sus progenitores. Cuando conocen la noticia de la inauguración de una línea de tren que unirá ambas ciudades, se aferran a una superstición, según la cual cuando los primeros trenes se crucen, ocurrirá un milagro.

El lirismo reflexivo del cine de Hirokazu Kore-eda se corresponde con la sensibilidad de su generación, nacida en los 60, más inclinada a encontrar los vasos comunicantes entre lo ancestral y lo moderno, que a enfrentarlos, como era habitual en sus predecesores. Como las películas de Naomi Kawase o Shinji Aoyama, las de Kore-eda buscan el equilibrio entre ambos mundos a través de un tema recurrente en su filmografía: la familia. Kore-eda funde infancia y madurez con sutileza y ternura. De un lado muestra a adultos perdidos como niños, y a pequeños que, dentro de su ingenuidad, son capaces de dirigir sus vidas hacia intereses concretos.

Hirokazu Kore-eda
Desde los años de la “nueva ola” japonesa de los 60, no había aparecido una generación de cineastas que volviera a poner a Japón en el mapa de la cinefilia. Hirakazu Kore-eda es uno de los representantes más destacados de esa generación de novísimos. Nacido en Tokio en 1962, se le considera parte de la corriente intelectual de dicha generación, formada en torno a la figura del crítico Shigehiko Hasumi en la Escuela de Cine de Tokio. Kore-eda había empezó trabajando como ayudante de dirección en la realización de documentales, hasta que en 1991 dirigió su primer trabajo en este campo, Lessons from a Calf (1991). Su primer largo de ficción, Maboroshi (1995), contenía la base de una poética plenamente desarrollada After Life (1998), Distance (2001), Nadie sabe (2004) y Hana (2006): la preocupación por la muerte y la memoria; la aparición de personajes que pactan con situaciones de pérdida; y un estilo que combina el realismo directo de inspiración documental, con una estilización delicada, casi minimalista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.